Independiente del formato que escojas es decir, ya sea comprar, vender  o arrendar  una propiedad para vivir acá te dejamos unos tips a considerar.

1-Preguntarte ¿Qué estilo de vida deseas tener?  Tienes que pensar cómo es tu vida en el día a día y como dentro de cinco años (Proyección). De esta manera te darás cuenta que las circunstancias cambian y puede incluso que necesites más habitaciones, o características distintas a las de ahora.

2.Presupuesto. Este es otro aspecto imprescindible y debes ser realista. En algunos casos es mejor arrendar, y en otros es mejor invertir, dependerá de tu etapa y estilo de vida, sobretodo si cuentas con unos ingresos estables.

3.Lugar. Para escoger dónde vivir debes estar claro con tu realidad, el estilo de vida que quieres tener y tú presupuesto. Después escoges  las zonas que te interesan y sirven, su vecindario, entorno, establecimientos de compra, etc.

4.Habitaciones. El número de habitaciones también es un punto que hay que analizar. Puede que para ti sea mejor que la casa tenga muchas habitaciones, o puede que todo lo contrario y que con una sola te baste. Sobretodo tienes que tener en cuenta tu estilo de vida.

5.Explora. No te quedes con la primera casa que veas, considera todas posibilidades y visítalas. Lo ideal es ver hasta ocho casas para saber cuál se adecua a tus requisitos. De esta forma estarás más seguro de que sea tu hogar perfecto.